¡ATENCIÓN! Antalis NO ha modificado ninguna de sus cuentas bancarias. Aconsejamos que contrasten siempre con su Comercial y con nuestro Departamento de Créditos cualquier comunicación o requerimiento que reciban sobre cambios en las formas o en los domicilios de pago. Para más información a este respecto contacte con nuestro departamento de Créditos al telf. 916604125.

Medioambiente

Environment_su_guia_medioambiental_huelladecarbono_259x194.jpg

Papel  “ecológico” y las emisiones de gases de efecto invernadero

El calentamiento global es uno de los principales problemas para el medioambiente y su principal causa es la acumulación de gases de efecto invernadero en las capas bajas de la atmósfera. Esos gases se generan principalmente del uso de combustibles fósiles.

Al ser la producción de pasta y papel un proceso intensivo de uso de energía y transporte, el sector papelero participa por lo tanto en el calentamiento global a través de sus emisiones. Por lo tanto, también hay que tener en cuenta este aspecto a la hora de valorar el impacto medioambiental del papel.

¿Qué es la "Huella de Carbono"?

La Huella de Carbono es el cálculo de las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero, que se producen a lo largo del ciclo de vida de un producto. En otras palabras, es la cantidad de gases de efecto invernadero resultante de la producción de un producto.

Para determinarla, se traducen las emisiones de los diferentes gases, a su equivalente en dióxido de carbono.

Hoy en día existen diferentes métodos para calcular la huella de carbono. La diferencia entre esos métodos proviene del perímetro del cálculo. Algunos métodos se centran solo en las emisiones resultantes de la producción mientras otros van más allá e incluyen las emisiones debidas al transporte y a las materias primas.

Por eso es muy importante cuando uno pide la huella de carbono de un producto, que método de calculo se ha utilizado.

 

¿Qué acciones ha llevado a cabo la Industria Papelera para reducir sus emisiones?

Para empezar, es importante decir que los productos gráficos tienen en general un efecto positivo en cuanto a la reducción de emisiones de gases efecto invernadero.

Los productos de larga duración, como los libros actúan como depósitos de carbono durante su uso/existencia.

Por otro lado, el papel es un producto reciclable, de hecho es el material más reciclado en nuestro país. Su transformación en nuevo producto genera emisiones, pero mucho menores que si el producto se crea a partir de fibras vírgenes.

Además el reciclaje reduce los residuos en los vertederos y las emisiones derivadas de su desecho, ya sea por incineración o por su descomposición de manera natural. De hecho, se emiten menos gases de efecto invernadero al reciclar un papel (y hacer por lo tanto un nuevo papel) que dejando que se descomponga de manera natural o incinerándolo.

Dicho esto, el sector papelero lleva tiempo trabajando en reducir su consumo de energía y sus emisiones mediante:

La implantación de modelos de eficiencia energética que reducen los consumos de energía.

El uso de fuentes de energía renovable (biomasa) que generan menos emisiones de CO2 a la atmósfera.

La utilización de medios de transporte como ferrocarril y la optimización de rutas de reparto.

Gracias a estas medidas, la Industria ha conseguido reducir sus emisiones un 40% desde 1990. (Fte. CEPI).

 

¿Es la Huella de Carbono un dato válido para comparar la eco-responsabilidad de los productos?

Tal como lo mencionábamos anteriormente, existen diferentes métodos para el cálculo de la Huella de Carbono. Si se quiere comparar la huella de 2 productos, es imprescindible conocer el método de cálculo utilizado. Si son iguales, los productos se pueden comparar.

Es importante tener en cuenta que el cálculo de la Huella de Carbono es un proceso complicado que requiere mucho trabajo, esfuerzo e inversión. Por lo tanto, las empresas que realizan este proceso muestran una clara señal de transparencia y de compromiso con el medioambiente. Además, en la mayoría de los casos, este proceso una primera etapa para optimizar y entender exactamente donde se puede mejorar el comportamiento medioambiental de la empresa.