Medioambiente

Environment_su_guia_medioambiental_producto-eco-responsable_259x194.jpg

Un  Producto Eco-Responsable Visto por Antalis

Antalis, como distribuidor líder de productos respetuosos con el medioambiente, ha establecido una definición propia de lo que considera un producto eco-responsable.

Esta definición se basa en el criterio de que esta definición debe incorporar dos elementos principales - el origen de sus materias primas y su proceso de fabricación – e incorporar requisitos claros para ambos, con respecto a su impacto medioambiental.

Estos dos factores, el origen de la fibra y el proceso de fabricación, representan los dos principales impactos medioambientales del papel en su ciclo de vida.

 

ORIGEN DE LA FIBRA

Las materias primas usadas en el papel proceden principalmente de la madera. Para que un producto sea eco-responsable, las fibras de madera deben cumplir uno de los siguientes requisitos:

Proceder de fuentes responsables de acuerdo a los criterios y normas de FSC® o PEFC. Estas certificaciones apoyan la renovación del bosque y la conservación de los recursos de madera. También ayuda a preservar la principal fuente de captura de carbono, así como la biodiversidad y el sustento de las poblaciones locales.

Ser 100% reciclado, o por lo menos 50% reciclado post-consumo, siempre que el porcentaje restante cumpla los requisitos detallados anteriormente. Esto sostiene la reducción del consumo de papel y la reutilización de residuos de papel. Cuanto mayor porcentaje de fibras recicladas contenga el papel, más eco-responsable será.

>> Más información sobre las ventajas del reciclado.

 

PROCESO DE FABRICACIÓN

La política de compras responsables es en vano si el proceso de fabricación no es igualmente responsable. Para que un producto sea definido como eco-responsable, las fábricas que producen el papel deben tener una de las siguientes certificaciones:

ISO 14001: Esta norma proporciona un marco para el desarrollo de un Sistema de Gestión Medioambiental (SGA) y del programa de auditoría de apoyo que tiene como objetivo ayudar a medir el consumo y reducir residuos.

Etiqueta Ecológica Europea: esta etiqueta oficial gestionada por la Comisión Europea se basa en el ciclo de vida multi-criterio que define criterios específicos en relación a:

La reducción de las emisiones al aire y al agua,
La reducción del consumo de fuentes de energía no renovables y minimización de su impacto medioambiental,
La reducción de riesgos de salud y daños medioambientales vinculados a la utilización de sustancias químicas peligrosas,
La utilización de cloro para el blanqueamiento del papel.

>> Más información sobre los sistemas de blanqueamiento de papel.

 

En su definición de producto eco-responsable, Antalis considera que un papel alcanza la excelencia medioambiental si contiene al menos un 50% de las fibras recicladas post-consumo, y el resto cuenta con la certificación FSC® y PEFC, y además cuenta con la Etiqueta Ecológica Europea.