8:30h a 18:30h (0,07€/min.)
CONTÁCTENOS
¿Ya es cliente?

Inicie sesión para tener línea directa con su delegación

Innovación, Noticias y Eventos, Noticias

¿Cómo se puede reducir el impacto medioambiental del transporte?

27 sep 2021 — Embalaje ecológico, embalaje reciclable, logística verde
Imprimir
impact of transportation

Si eres un fabricante, ser ecológico no sólo tiene que ver con el producto que vendes, sino con el modo en que lo empaquetas y lo entregas a los clientes.

Si eres un fabricante, ser ecológico no sólo tiene que ver con el producto que vendes, sino con el modo en que lo empaquetas y lo entregas a los clientes.

El reciente aumento de los problemas de la cadena de suministro mundial y de los costes de transporte ha evidenciado la importancia del transporte para los fabricantes de productos. Es una parte importante de las cadenas de suministro y las estructuras de costes de las empresas. El transporte y la distribución también producen alrededor del 25% de todas las emisiones de gases de invernadero en la eurozona y el transporte de productos representa al menos un tercio de ese total.

Los detalles de los planes recientemente anunciados por la Comisión Europea para reducir aún más las emisiones de gases de invernadero aún no se han concretado, pero está claro que todas y cada una de las empresas deben minimizar su huella de carbono en el medio ambiente.

Con el actual cambio hacia el comercio electrónico y las compras en línea, las buenas prácticas de embalaje y envío son cruciales tanto para sus costes operativos como para su perfil medioambiental.

Empezar por el embalaje

La optimización de la logística de entrega de los productos a los consumidores empieza por el embalaje. Si es demasiado pequeño o no es lo suficientemente robusto, los productos pueden dañarse, y ese daño supone una pérdida directa para sus fabricantes. Las devoluciones de productos y los nuevos envíos resultantes también pueden duplicar o incluso triplicar los costes medioambientales de la transacción en comparación con una entrega satisfactoria.

Sin embargo, existe el concepto de sobreembalaje. La pandemia inducida por el aumento del comercio electrónico y la demanda de embalaje en los últimos 18 meses ha hecho que la cuestión sea aún más problemática. El exceso de embalaje no sólo utiliza más materias primas, sino que también requiere más energía para su transporte. Los envases que mejor se adaptan a sus productos requieren menos o ningún acolchado para proteger su contenido. También reducen el problema del "transporte aéreo", que es mucho más caro de lo que parece.

 

BODY-1_590x300.jpg


 

Los paquetes de tamaño adecuado también ocupan menos espacio en un camión de reparto, lo que permite entregar más productos en una sola carga y reducir el número de envíos necesarios. También se adaptan mejor a los sistemas de embalaje que utilizan palés de madera reutilizables con collar/aro que pueda asegurar las mercancías de manera más eficaz y con menos material de embalaje.

Elegir buenos socios

Una buena manera de que las empresas afronten estos problemas es elegir buenos socios. No todos los transportistas y las empresas de logística son iguales en lo que respecta al rendimiento medioambiental. Al evaluar estas empresas, pida información sobre su historial medioambiental.

¿Disponen de la etiqueta ecológica de la UE (EU Ecolabel), que proporciona a las empresas directrices para reducir su impacto ambiental? ¿Qué tipos de certificaciones ISO tienen para sus operaciones?


BODY-2

No tenga miedo de hacer preguntas más detalladas sobre la forma en que las empresas tratan de reducir su huella de carbono.

  • ¿A qué distancia están los centros de distribución de sus clientes? Cuanto mayor sea la distancia que tengan que recorrer, menos ecológica será la transacción.
  • ¿Qué tipo de vehículos utilizan en su negocio? ¿Electricos, sin emisiones, diésel u otra cosa?
  • ¿Utilizan tecnologías de geolocalización para optimizar sus rutas de transporte?
  • ¿Supervisan de cerca la presión de los neumáticos para garantizar la máxima eficiencia del combustible de sus vehículos?


Un área clave para entender a las empresas de transporte es cómo cumplen la última milla de las entregas de productos al cliente final.

La última milla


En el transporte de productos, la última milla es la más importante. El trayecto desde un almacén o centro de distribución hasta el cliente final representa, según la mayoría de las estimaciones, al menos la mitad de los costes totales de envío de una entrega. Con todos los viajes cortos a múltiples lugares, a menudo en entornos urbanos congestionados, es probable que contribuya al menos a la mitad de las emisiones de carbono de una entrega típica.

Los vehículos eléctricos son una solución obvia, aunque inicialmente costosa. IKEA, el mayor minorista de muebles del mundo, se ha comprometido a utilizar camiones eléctricos de gran tonelaje para realizar sus entregas. Sus socios de empresas de transporte ya poseen flotas totalmente eléctricas que prestan servicio en varias ciudades importantes como París, Shangai y Nueva York, e IKEA planea tener cero emisiones en todas sus entregas globales de última milla para 2025.

 

En la medida de lo posible, las empresas que no tengan productos excesivamente voluminosos también deberían considerar la posibilidad de utilizar flotas ecológicas de mensajeros en bicicleta y bicicletas de carga para entregar los paquetes en los domicilios particulares y las oficinas. Reducen la congestión urbana, limitan la presión sobre las infraestructuras y prácticamente no producen emisiones de gases de efecto invernadero.

 

impact of transportation


 

El objetivo de una mejor logística de última etapa es una entrega de productos más rápida, eficiente y respetuosa con el medioambiente. A menudo implica la gestión de grandes flotas de vehículos en situaciones dinámicas y cambiantes. También se trata de coordinar los puntos de recogida con la capacidad de entrega y de combinar las entregas con las recogidas y las devoluciones para minimizar los camiones vacíos. No es de extrañar que muchas empresas utilicen la tecnología para ayudar con toda la información. Los programas informáticos de empresas como Urbantz, con sede en Bruselas, gestionan todas las variables que intervienen en la logística de última etapa.

Para ir más allá

Otra opción viable es subcontratar la tarea a una empresa de logística con experiencia. En cualquier caso, el proceso comienza con un embalaje inteligente que utiliza menos material, reduce los costes de almacenamiento y las emisiones de carbono que implica la entrega de un producto al cliente.

_________________________________________

Fuentes:

EC Europa, 2020, Transport emissions

Global tranz, 2019, Transportation costs

Nefab, 2016, Total cost of logistics

ADEME, 2019, Ecolabel

MotorWorld, Ikea to electrify the last kilometer to Canada with lion electric